OBRA CONTACTAR PRINCIPAL BIOGRAFÍA DESCARGAS

School Bus

Novela

Ediciones Libertarias, 1981

Premio Degeneración de los 80

 

Novela compacta, politemática, con profundo análisis de la vida actual, conseguida por medio de los distintos puntos de vista de sus personajes. La acción “total” se ubica en una rancia ciudad de provincias en evolución (...) y sobre ella planea la trabazón del contenido: la educación vista como negocio lucrativo, como castración de individuos y como perpetuación del sistema.

 

Ramón Acín. Andalán, 1982

Huida de la ciudad araña

Novela

Ediciones Queimada, 1981

 

A veces ocurre que leemos al dictado, a la costumbre o a la valoración ajena. Y esa es la razón de perdernos tantas y tan buenas obras, esas que no figuran en las listas de éxitos. En este caso, rompiendo las costumbres, me alegro de haber leído “Huida de la ciudad araña” porque he descubierto una buena novela, una capacidad narrativa no tan frecuente y una intriga sin soluciones que mantiene el interés hasta el final.

 

Alfonso García. Diario de León, 1982

Miércoles de ceniza

Novela

Montesinos, 1985

 

Las aparentes relaciones de dos parejas que se citan en una urbanización de verano para “actualizar” “Exiliados”, de James Joyce. Rodeados por una atmósfera apocalíptica digna de una de las plagas de Egipto configuran el planteamiento de una situación que desde la primera página está en descomposición y amenaza horror. Esta visión truculenta está apoyada con una técnica amenísima y apasionante que, sin duda, proviene del admirable dominio de materiales pertenecientes a la novela gótica.

 

José María Guajardo. Dunia, 1985

Sangre es el nombre del amor

Novela

Montesinos, 1986

 

En esta novela, un ritual de características semejantes a las de “Miércoles de ceniza” vuelve a repetirse desde la primera hasta la última página, teniendo esta vez como fondo la España Negra. El asesinato de un inquisidor aragonés por el que un grupo de comediantes que deambulan de aldea en aldea han de ser acusados, marca la pauta argumental para mostrarnos de frente, y con grandes dosis pictóricas, una bien surtida corte de los milagros en la que no faltan las brujas, los mendigos y los bandoleros, los herejes y los cristianos, componiendo una dantesca escenografía.

 

Ramón Villa. El Correo Español-El Pueblo Vasco, 1986

Osario

Novela

Finalista Premio Literatura Joven Ciudad de Toledo 1980

Montesinos, 1987

 

La apuesta del autor excluye radicalmente lo convencional. La zambullida en los territorios de lo imaginario es su divisa. “Osario”, una obra intensa y poderosa, que no pudorosa, cumple estos requisitos. El sexo y la muerte recorren la novela. Eros y Thanatos en vicario abrazo (...) Una de las voces más singulares de la narrativa española contemporánea, que transita con tenacidad un camino abiertamente personal, apartado de la tiranía de las modas.

 

Ramón Freixas. La Vanguardia, 1988

Las trece campanadas

Novela

Montesinos, 1989

 

Podemos concebir la novela como dos interpretaciones de un final de siglo: cada una asume el espíritu del siglo que acaba y teje en torno a él una determinada historia. José María Latorre presenta una narración de moderna factura, más centroeuropea que castiza en cuanto a influencias, hábilmente hilvanada y muy atractiva para el lector. Es su mejor novela y una de las más destacadas en ese año, fértil para la narrativa española.

 

Manuel Longares. Cambio 16. 1989

La noche transfigurada

Novela

Versal, 1990

 

Una parábola en rico desenvolvimiento trifásico, conducida a términos y absurdo de ley general (...). En la lectura de “La noche transfigurada” -y repaso y búsqueda todavía no completada de la obra narrativa de Latorre- ha encontrado este firmante la certeza de un novelista de consistir y promesa seguro, trabajando duro, profundo, post-experimentador.

 

Dámaso Santos. “El Sol”, 1990

El anillo de Moebius

Novela

Diputación Gral. de Aragón, 1991

 

Tiene un ritmo trepidante y una acción apasionante que agarra al lector de comienzo a fin, sin que le sea fácil dejar su lectura. La sorpresa, las muertes violentas, las acciones de unos y otros, intrigan en la línea de las mejores novelas del género (...) La novela está muy bien escrita. El diálogo, directo y eficaz, radiografía a los personajes. Las descripciones consiguen darnos las coordenadas de los ambientes madrileños.

 

Carlos Galán. Alerta. Santander, 1991

Fiesta perpetua

Cuentos

Olifante, 1991

Edición en libro electrónico, 2012

 

Estamos ante lo que puede parecer una muestra de “literatura del horror” pero no es así, ya que los cuentos de José María Latorre no producen escalofríos en la médula del lector por una razón muy sencilla: el autor pone por delante de la truculencia argumental el cuidado de la forma literaria. Latorre declara en el epílogo dedicar su libro a quienes tienen confianza en él y le animan a proseguir su carrera literaria. Me siento aludido en la dedicatoria, puesto que yo, convencido de sus facultades literarias, también sinceramente le animo a no cesar en el empeño.

 

Manuel Cerezales. El Sol, 1991

 

Treinta y cinco milímetros de Franco

Novela

Xordica, 1993

 

In questo romanzo, Latorre si muove tra un passato e un presente, fra due punti di vista, due sguardi paralleli e dinamici. La realtà e la finzione, l’una vista con la distanza oggettiva del presente e l’altra vissuta tragicamente nel passato conferiscono a quest’opera il movimento, il ritmo e la bellezza delle immagini di un film romanzo o romanzo/film definitivo. Latorre esorcizza i suoi demoni, regola i suoi conti con il franchismo, con la sua cultura della morte, con la Chiesa e suoi rappresentanti.

 

Luigi Dapelo. Quaderni Iberoamericani. Torino, 1994

Doble vida

Cuentos

EdiPlus, 1994

 

El potencial de José María Latorre reside en la compensada fusión de realidad-irrealidad que, además, conlleva una vuelta de tuerca reflexiva, esa que obliga a observar la estela de lo invisible aunque esté conformada sobre la ciega cotidianidad o esté instalada en lo quebradizo de la posibilidad. Ante la obra de Latorre nunca se da la indiferencia: Léase.

 

Ramón Acín. Heraldo de Aragón, 1995

Palacio de sombras

Novela

Mira Editores, 1994

 

El aspecto quizá más interesante de Latorre reside, quizás, en esa creación de atmósferas que, a pesar de la fuerte presencia de lo cotidiano, también conecta con la fantasía. La excepcional Villa Millet de “Palacio de sombras” cobija a veintiún desesperados de la vida, aventureros y amantes de las emociones fuertes en busca de un azar liberador; un azar capaz de cubrirles sus fracasos y de anegar las cenagosas aguas de la existencia... Ingenio, técnica, placer y profundidad, pilares básicos raramente unidos en la narrativa actual.

 

Ramón Acín. Heraldo de Aragón, 1994

Una sombra blanca

Novela (adulto-juvenil)

Bruño, 1995

10ª edición, 30.000 ejemplares

Edición en libro electrónico, 2012

 

La novela no escatima ni ración de fantasía ni dosis de misterio. Un viaje, una aventura, en barco y en tierra, llena de ruido y de furia, de emociones de vida y de peripecias de muerte, con su despliegue de felices arquetipos pero con carne y hueso, que rescata la “emoción y entretenimiento sin tregua y sin lecciones ideológicas” (en palabras de Fernando Savater), que caracteriza el impulso de los grandes y natos narradores que hacen del relato de aventuras narración siempre vivificante y plenamente disfrutable.

 

Ramón Freixas. Revista Turia, 1995

 

Edición en libro digital en Bruño

Los teatros imaginarios

Novela

Montesinos, 1995

 

Pocos autores hay como José María Latorre tan interesantes y prolíficos. Pocos con una voz narrativa tan propia. Pocos, y esto es lo que más duele, tan frecuente y extrañamente “olvidados” a la hora de recuentos y antologías y demás reparticiones del pastel literario (...) Latorre domina a la perfección determinadas pasiones de índole patológica, y uno concluye novelas como “Los teatros imaginarios” con la sensación de haber descubierto un páramo claustrofóbico y, no obstante, lleno de algo que tiene que ver, sea lo que sea, con la plenitud.

 

Javier García Sánchez. Diario El Mundo. 1995.

La leyenda del segundo féretro

Novela (adulto-juvenil)

Bruño, 1997

16ª edición, 61.000 ejemplares

 

La historia de terror que sirve como base argumental experimenta concienzudas, meticulosas transformaciones estilísticas que acaban convirtiendo la aparentemente inofensiva anécdota en un relato alucinado y angustioso, a veces casi insoportable en su capacidad de sugerencia, en el fondo un viaje de ida y vuelta a los infiernos que un apasionado narrador en primera persona llega a recordar, extrañamente, incluso con cariño.

 

Carlos Losilla. Revista Turia, 1997

El hombre de las leyendas

Novela

Premio Ciudad de Barbastro 1996

Huerga y Fierro, 1996

 

La obra de José María Latorre no deja de enriquecerse con nuevos títulos y, por si eso fuera poco, abarcando nuevos frentes, líneas de indagación expresiva que convierten a este autor en un hombre textual y plásticamente fiel a sus propios mitos y obsesiones. Admirable, por rica e insólita en verdad, es la trayectoria de este narrador que honra y exalta sus pasiones -actúa con idéntica energía frente a sus demonios- a través de su escritura. “El hombre de las leyendas” es, quizá, su obra más completa y ambiciosa (...) en la que opta por un lenguaje cargado de acentos confesionales.

 

Revista Leer. Otoño 1997

La sonrisa de piedra

Novela (adulto-juvenil)

Alba, 1997

 

El templo de la diosa Kali, fantasmagóricamente situado en medio de la exuberante vegetación de la selva, atrae a los personajes con su inescrutable poder de seducción e impone poco a poco su presencia hasta convertirse en metáfora de toda la novela, lugar de muerte y decadencia capaz de generar, sin embargo, experiencia y vida (...) De la misma manera en que la ausencia física se convierte en motor de sus historias, es la ausencia de un determinado tipo de relato en la narrativa actual aquello que utiliza Latorre para imponer, paradójicamente, su presencia, el fantasma de una ausencia.

 

Carlos Losilla. Revista Turia, 1997

 

Edición en libro digital en LEER-e

Los jardines de Beatriz

Novela

Tierra Ediciones, 2002

 

El trabajo de Latorre en la escritura de la novela es enorme, no sólo en cuanto a la introducción de dos líneas narrativas paralelas, sino también en la creación de esa atmósfera que se encuentra alrededor de los dos personajes y que crea un espacio asfixiante y en descomposición que los convierte en tan sólo unos seres que se mueven por un mundo que ha perdido su rumbo y se dirige a la destrucción; pero no a la destrucción que se suele concebir como fin de la vida, sino a un fin de la moral, de la cultura, de la ética, donde todo está controlado y donde poco merece la pena ya.

 

Israel Paredes. Revista de internet “Círculo de Montelly”.

Relatos desde la muerte

Cuentos

Ediciones Epígono, 1999

 

Extraordinario conjunto de diez cuentos de estilo “gótico”, que avanzan en la innovación del “gótico” moderno y se instalan por derecho propio entre los mejores de este tipo. Esa modernidad del género (a la exacta manera en que Poe la creó) se caracteriza por traer lo sobrenatural al análisis y la observación en la realidad y por crear desde una sensibilidad, una imaginación y una estética temporales, las del presente en que se escribe. Eso hace maravillosamente Latorre en estos diez cuentos.

 

Raquel Luzárraga. Revista Quimera, 1999

El año de la celebración de la carne

Novela

Prames, 1999

 

El sibilino veneno de la prosa de Latorre, en apariencia tranquila y relajada, brilla aquí con más intensidad que nunca, arranca páginas de una belleza letal, culmina con el retrato más espeluznante que concebirse pueda de una sociedad construida sobre la apariencia y la mentira. ¿Qué nos puede deparar la novelística de Latorre tras una apuesta tan radical como ésta? Lo ignoro, pero sí estoy en condiciones de asegurarles una cosa: aunque no volviera a escribir nada más, las últimas páginas de esta novela arrebatada e inquietante —incluida su asombrosa y emocionante clausura— deberían bastar para considerarlo uno de nuestros más arriesgados hombres de letras. Si éste fuera un país normal, quiero decir.

 

Carlos Losilla. Revista “La Duda”, 1999

 

Visita de tinieblas

Novela (adulto-juvenil)

Mención Fundación Sánchez Ruipérez

Alba, 1998

 

“Visita de tinieblas” no se aparta de esa corriente emponzoñada por la oscuridad y lo sobrenatural: sombras que acechan, bosques que amenazan, miedos que atenazan el cuerpo y peligros contra los que la razón nada tiene que hacer. Recomiendo leer esta novela a medianoche, en completa soledad y bien surtido de tinieblas alrededor, para que cualquier crujido que hay en la casa nos sobresalte antes de seguir leyendo: «Por fin mis manos tropezaron con un cuchillo...».

 

Tino Pertierra. Diario La Nueva España, 1999.

 

Novela de terror, sí, pero también novela de aprendizaje en términos muy duros, donde un adolescente sensible e inteligente que sufrió en su niñez la muerte de la mdre, el primer eslabón de una cadena de muertes, entra en la madurez a un precio muy alto, pues tras sus horribles experiencias estamos por asegurar que lo que le espera es soledad, ausencia de metas y desolación (...) La lectura de la obra, intrigante como peripecia humana, disfrutable como bella literatura y lúcida como conocimiento, ofrece unos resultados rotundamente favorables.

 

(Lluís Satorras. Revista Turia, julio 2009)

El arrecife del miedo

Novela (adulto-juvenil)

Edebé, 1999

 

Derek Williams, un muchacho de Sumatra cuyos padres son asesinados por unos bandidos, es adoptado por un aventurero que se dedica a recuperar objetos valiosos de barcos hundidos en el océano. Ambos se enfrentarán a una extraña amenaza que pesa sobre la isla bajo la forma de una monstruosa criatura surgida de las aguas. Mezcla de aventura, terror y ciencia ficción, contiene numerosos apuntes sobre la brutalidad humana, la intransigencia social y el racismo.

 

Edición en libro digital en LEER-e

 

La incógnita del volcán

Novela (adulto-juvenil)

Finalista Edebé 2000

Edebé, 2001

4ª edición

 

Un libro de aventuras a través de la selva virgen de Nueva Guinea, en busca de una sustancia vegetal capaz de curar el mal del siglo, el cáncer, convierte este libro en uno de los clásicos del futuro gracias a la maestría narrativa de su autor (...) El tono realista y las evocaciones de las nomenclaturas, añadido al equilibrio estructural, han hecho a esta obra merecedora de la categoría de finalista en el Premio de Literatura Juvenil convocado por la editorial que lo publica (...) Prolífico y buen narrador, es uno de los valores literarios a tener en cuenta y cuyos libros hemos de leer todos, desde los jóvenes hasta los adultos.

 

Mª José Villoria. Revista Leer, 2000

 

Edición en libro digital en LEER-e

Pueblo fantasma

Novela (adulto-juvenil)

Bruño, 1999

9ª edición

 

Latorre posee una capacidad, increíble y especial, para crear atmósferas y lugares acordes al tema central de cada relato. Así, en “Pueblo fantasma”, se hace visible en el silencio de un pueblo deshabitado, abandonado apresuradamente por sus habitantes y cuya vida, bulliciosa y cotidiana, de antaño ha sido sustituida por una vida anormal e invisible. En la novela, comenzada a ritmo de corte policial, el lector acaba atenazado con el aliento e invisible presencia del inframundo, manifestado en el Mensajero de las Tinieblas. Ritmo detectivesco y atmósfera de terror expuestos con gran capacidad fabuladora.

 

Ramón Acín. Diario Heraldo de Aragón, 2000

El silencio

Novela

Huerga y Fierro, 2002

 

“El silencio” demuestra definitivamente, por si a estas alturas fuera necesario, que Latorre ha alcanzado ya un estatus privilegiado en el entorno de la narrativa contemporánea (...) En sutil paradoja, la disgregación de la palabra finaliza en un retorno a los orígenes para el que las alusiones a Novalis significan un adecuado prólogo. La narración recupera su pulso primitivo, vuelve a una especie de musicalidad directamente recuperada del romanticismo alemán y los sonidos parecen surgir de un idioma con el que se escribiera por primera vez (...) Como Hölderlin, el héroe de Latorre, y con él su autor, conoce la patraña del decorado que la civilización ha construido para nosotros. Pero, a diferencia del poeta germano, en su novela ya no hay Grecias a las que regresar.

 

Carlos Losilla. Revista Turia, 2002

Nueva edición en libro electrónico.

Sabara Ediciones. Mayo 2012

 

 

La isla del resucitado

Novela (adulto-juvenil)

Edebé, 2002

6ª edición

 

Por una parte vemos la influencia de la novela bizantina, muy propia de la Edad de Oro, con un protagonista joven que va a vivir las mayores aventuras en unos viajes que culminan con el florecimiento del amor... “La isla del resucitado” nos presenta una entretenidísima historia, narrada en primera persona, que sigue todos los tópicos del género para enganchar al lector de principio a fin. Para disfrutar sin descanso.

 

Asun Espés Cosculluela. Diario Heraldo de Aragón, 2003

 

 

La mirada de la noche

Novela (adulto-juvenil)

Premio Gran Angular 2002

Premio Lectores Zamora 2004

Ediciones SM, 2002

6ª edición

 

Leer esta novela de José María Latorre, dirigida como él mismo dice “a un público adulto-juvenil”, puede convertirse en un viaje apasionante a la tradición de la literatura fantástica más primigenia y una aventura breve, pero intensa, por los vericuetos de una prosa cuidada y selecta (...) Se trata de un cuento perverso, una novela de terror ambientada en la época actual, que utiliza un lenguaje muy cuidado para crear sensación de angustia.

 

José María Ariño. Revista Trébede, 2002

 

Latorre se ha erigido en imprescindible referente de esta (habitualmente tan vapuleada) rama del fantástico (el vampirismo). Sus relatos sobre los "revinientes" entran, por derecho, en el panteón de los horrores escritos. La mirada de la noche trasciende la condición de enésimo título de corte vampírico para erigirse en una de las mayores cumbres del vampirismo. De haberse publicado en inglés, no se habría tardado mucho en reconocérsele su muy merecida excelencia.

 

(Joaquín Torán. Fantasymundo.com)

La mano de la momia

Novela (adulto-juvenil)

Bruño, 2002

9ª edición

 

El argumento de la novela es sencillo: el descubrimiento del sepulcro de un personaje legendario por su maldad y la oscura trama que se desarrolla alrededor de semejante hallazgo, desatándose una ola de maldad que pone en jaque la vida de los protagonistas. Latorre consigue traspasar al lector la densa y ominosa atmósfera del mal.

 

L. Estevan Diario Heraldo de Aragón, 2003

 

 

El palacio de la noche eterna

Novela (adulto-juvenil)

Alfaguara, 2004

4ª edición

Edición en libro electrónico, 2012

 

Con “El palacio de la noche eterna”, José María Latorre, como buen innovador del “gótico” moderno que es, reincide en el dominio de la fantasía de terror. De nuevo logra ofrecernos un relato cuyo misterio nos atrapa sin tregua desde su mismo inicio hasta el desenlace. Hábil configurador de inquietantes atmósferas preñadas de tensión e intriga, algo a lo que sin duda contribuyen las plurales calidades sensoriales de su prosa, Latorre nos dispensa una trepidante narración de ambientación contemporánea, merced a la cual ciertas texturas genéricas de antaño quedan tamizadas por el filtro de la actualidad sin perjuicio del sabor añejo de la tradición. En esta novela sigue fiel a la firme vocación humanística que de siempre preside sus obras.

 

José Havel. Revista Clarín, 2004

Codex Nigrum

Novela (adulto-juvenil)

Edelvives, 2004

4ª edición

 

Hay aquí un discurrir de la trama tan imperceptible como la respiración del propio lector, lo que implica un dominio de las compensaciones de la estructura de la narración, algo que conviene destacar porque en este tipo de novelas se subordina todo a los momentos de suspense en detrimento de la unidad de la composición; hay, también, una ambigüedad, que convendría llamar de feliz hallazgo, sobre los juicios que las muertes de los arqueólogos, amigos del protagonista, ejercen sobre él, y todo ello hace que la novela cumpla, así, esa gran parte de tremenda inquietud que, en definitiva, es lo que la distingue sobremanera de otras que se limitan a repetir fórmulas.

 

Juan Angel Juristo. Blanco y Negro Cultural, 2004

 

Encuentro en el abismo

Novela (adulto-juvenil)

Ediciones SM, 2004

 

Encuentro en el abismo mantiene un ritmo narrativo muy rápido, con pocos momentos de reposo, mucha acción y algunas pinceladas que caracterizan a los personajes, aunque los vemos siempre en continua evolución, al límite de sus fuerzas. Es un texto muy bien escrito que colmará al joven ávido de historias de terror y que de paso le hará aprender algo de historia, como la relación que mantuvo Hitler con los grupos esotéricos y su ansia por hacerse con ciertos objetos considerados sagrados... Es particularmente escalofriante el pasaje en el que Beshi, una especie de chamán de la isla, logra, junto a Fritz, vencer la presencia del Maligno. En esos momentos el ritmo narrativo se ralentiza y casi podemos escuchar la respiración de los personajes. Pensamos que Encuentro en el abismo podría perfectamente adaptarse al cine y convertirse en una película de calidad.

 

(Anabel Sáiz Ripoll. Literatura juvenil. Un món per descubrir)

 

Edición en libro digital en LEER-e

Un sudario de hiedra

Novela (adulto-juvenil)

Edebé, 2006

4ª Edición

 

En 1934, los Cavendham, la familia más poderosa de Cornualles, regresan a su residencia de Falmouth después de haber permanecido en Egipto durante más de cuatro meses dedicados a la búsqueda de unas tumbas pertenecientes al entorno de la reina Hotepheres. Poco después, los miembros de la familia van falleciendo uno a uno y sus cadáveres desaparecen de la cripta familiar. Es ahí donde interviene el famoso detective Henry Saville para resolver el misterio.

La noche de Cagliostro y otros relatos

Valdemar, 2006

 

La aparición de este libro debe llenar de alegría a los aficionados a la literatura fantástica. El lector tiene la posibilidad de disfrutar de unos relatos modernos del género sin que disminuyan las calidades propias de un relato de terror clásico, uno de los placeres más poderosos e insustituibles de la existencia humana. Sí, la literatura está de enhorabuena.

 

Lluís Satorras. Babelia. El País, 2006

 

Una colección de cuentos capaz de dejar boquiabierto al más pintado, tal es su fuerza y su perfección, su extremada variedad y la inverosímil fidelidad que el autor muestra en ella en relación a su universo de siempre.

 

Carlos Losilla. Revista de Literatura Rey Lagarto, 2006

 

 

La profecía del abad negro

Novela (adulto-juvenil)

Alfaguara, 2007

4ª edición

Edición en libro electrónico, 2012

 

Miss Ada Boyle, profesora de literatura y escritora de un libro sobre las antiguas leyendas celtas, acepta una oferta de trabajo en un colegio de Stoney, un pueblo lejos del ajetreo de la capital. Esta decisión va a cambiar su vida para siempre. Camille y Geoffrey, dos de sus alumnos, le entregan un libro que les abrirá las puertas del terror. Una abadía en ruinas, una aterradora profecía, fuerzas malignas, paisajes brumosos, cementerios abandonados...

El sueño de la ciudad perdida

Novela (adulto-juvenil)

Ediciones SM, 2007

2ª edición Mexicana, 2011

 

Una emocionante historia que mezcla la aventura de una expedición amazónica en busca de mitos y leyendas con la difícil situación de supervivencia que atraviesa el mayor pulmón de la Tierra. La búsqueda de respuestas para superar los fantasmas familiares y personales que han marcado la vida del protagonista conducen a un heterogéneo grupo de personas a internarse juntos en el interior de la selva brasileña más impenetrable. Una lucha a muerte de la selva y sus habitantes contra las mafias madereras y el lado más oscuro del progreso. La Amazonia guarda sus secretos en lo más profundo de su espesura. Mario quiere descubrir el paradero de su padre, dado por muerto tras su desaparición durante una expedición en busca de la ciudad legendaria de Corilcone, perdida en la selva amazónica.

 

(José Manuel Contreras. Ser Madrid Sur)

 

Los ojos en el espejo

Novela (adulto-juvenil)

6ª edición

Edebé, 2008

 

El autor sabe urdir una trama que avanza y retrocede ante los fenómenos sobrenaturales que ocurren en esa localidad inglesa, cerca de Worcester, donde el protagonista, eminente egiptólogo, decide retirarse tras quedarse viudo de forma repentina. John Hadley no se amilana ante los sucesos asombrosos que presencia ni ante las señales poco tranquilizadoras que recibe de algunos de sus nuevos vecinos, pero pide ayuda a su amigo el detective Henry Saville, porque sabe que sin ella no resolverá este problema. Enfrentarse a ritos satánicos, fanáticos de ideas peligrosas, espejos que se deforman, tumbas abiertas, ruidos extraños y sobrecogedores, respiraciones entrecortadas y asesinos sin escrúpulos no es tarea baladí para cualquier persona, pero al final, todo queda aclarado y resuelto tras un rocambolesco desenlace. El escritor José María Latorre sabe crear ambientes acordes con la trama de la obra que obligan al lector a continuar la lectura en busca de un desenlace nada previsible y a la veztemido, porque puede ser un final no deseado por el lector o la certeza de que irremediablemente es el fin de lectura, esa que los buenos lectores no quieren que acabe nunca.

 

(José R. Cortés Criado, especialista en Literatura Infantil y Juvenil)

 

 

Visita de tinieblas

Valdemar, 2008

Versión definitiva, íntegra.

 

Su colección de relatos terroríficos «La noche de Cagliostro» permanece como un hito en la memoria de muchos aficionados, entre los que me cuento. Ahora publica una novela audaz porque no retrocede ante ningún arcaísmo, escrita con un estilo sobrio y pausado, llena de detalles sabiamente truculentos que esperan y convocan la complicidad poseída del lector adicto. No hay guiños irónicos posmodernos ni se trata de un «homenaje» al género (como dicen los que se avergüenzan de su tema o quieren disimular su torpeza) sino que se integra en él con total propiedad, busca el agobio, el escalofrío y logra a veces su máximo objetivo. Será cosa de la edad, pero a mí me ha gustado más que «Crepúsculo», qué quieren que les diga.

 

Fernando Savater. Babelia. El País

 

 

"Visita de tinieblas" recuerda a la "Carmilla" de Sheridan Le Fanu en su arranque, pero después sigue un camino propio que la distancia de ella, de forma que esta comparación acaba resultando un grato espejismo. Motivos para temblar no faltan: a una ambientación manifiestamente gótica (término polémico que empleo aquí por convención, pues permite la asociación del lector con una serie de elementos tradicionales, como el caserón embrujado) se suma un erotismo romántico del que carece el Terror victoriano, mojigato como pocos, y una angustia psicológica heredera de la mejor tradición de la narración en primera persona (en eso sí que se hermana con el Horror decimonónico) (...) Las escenas que Latorre dibuja con mano firme son muy efectivas: primero por lo que tienen de vistosas, garantía de permanencia en la mente del lector; segundo, por los estragos que realizan en personalidades asustadizas (...) La novela tiene un notable regusto clásico que se manifiesta en su estructura, en la incertidumbre de su protagonista, en la cadencia de su trama y en su preferencia por loo sorprendente y lo exótico a la hora de detallar acontecimientos. Todo esto convierte a "Visita de tinieblas" en un libro eficaz y lectura ineludible.

 

Joaquín Torán. www.fantasymundo.com

 

 

En la ciudad de los muertos

Editorial Valdemar, 2011

 

La atmósfera “ominosa” y las miradas enfermizas nos conquistan enseguida. (...) Una aventura teñida de romanticismo trágico y erotismo necrófilo. Latorre ofrece una narración muy visual y física. Los espesos bosques, las aguas turbias y el barro viscoso y pegadizo, alambres y despojos de un pabellón descompuesto alcanzan una poderosa materialidad (...) La muerte se presenta como el único premio. Es el elemento fundamental de un universo gótico, oscuro, en que la única pasión es narrar sin descanso, interminablemente.

Lluís Satorras. Babelia. El País

 

A estas alturas, la pluma de tinta ensangrentada de José María Latorre ya no tiene quien le haga sombra. Es el autor español más tenaz y coherente del género fantástico. Y punto (...) Nada que ver con “Crepúsculo” ni con tonterías por el estilo (...) La capacidad narrativa del autor es tan desbordante que la acción se sucede sin tregua ni precipitación, cargando las tintas de forma precisa y envolvente en la creación de una atmósfera ominosa y fatalista, de góticas resonancias que nunca suenan a pastiche o imitación, sino que ofrecen una mirada nueva, distinta, de colmillo literario bien afilado.

Tino Pertierra. La Nueva España.

 

Novela que en mi opinión consigue la fuerza opresiva del Drácula, de Bram Stoker. El encanto de ultratumba de Cementerio de Animales, de Stephen King. Y la espléndida ambientación de los encuentros y desencuentros de Cumbres Borrascosas, de Emily Brontë.Terror del bueno. Con más de treinta títulos publicados, José María Latorre ya es un grande. Un importante del género en nuestro país. Con su escritura deleita, mantiene un lenguaje cuidado e ilustrativo. Ningún detalle sobra.

Juan José Castillo. Crónicasliterarias.com

 

José María Latorre es uno de los maestros actuales del terror “made in Spain”.“En la ciudad de los muertos” es una novela de gran ritmo, magnífico suspense y soberbio desenlace. No se la pierdan, como tampoco deben dejar de leer el resto de su producción publicada por Ediciones Valdemar: “La noche de Cagliostro y otros relatos de terror” y “Visita de tinieblas”.

Omar G. García. Ruido. Fanzine independiente de La Palma

 

Pájaro Veneciano

Macmillan, 2010

2ª edición

 

La vulnerabilidad de la protagonista de esta novela de terror resalta situada en Venecia en plena celebración del carnaval. Contrastan su soledad, su aislamiento y su angustia con la multitud deshumanizada que la rodea y que, sin embargo, no le sirve de ayuda. La ciudad cobra un protagonismo que rebasa el de un mero marco, es un escenario onírico y opresivo que, sin perder belleza, amplifica la tensión y en el que todo parece posible. La identificación con la muchacha y la puesta en escena, que tiene mucho de cinematográfica, mantienen en suspenso hasta el desenlace, en el último momento.

 

Próxima edición en libro digital en LEER-e

En las cavernas del tiempo

Editorial Edebé, 2011

 

El cambio climático había inundado gran parte de las tierras antes habitadas, y las crisis económicas se sucedían una tras otra. La humanidad parecía destinada a su desaparición como especie. Ante ese pesimista panorama, Robert no puede negarse a acompañar a su padre a su pueblo de origen, en el norte de Escocia, ahora casi cubierto por las aguas. El joven pensaba que nada podía ir a peor. Sin embargo, pronto descubre los primeros asesinatos, aquellos cuerpos devorados... Y aún era incapaz de imaginar el horror que se avecinaba.

 

 

 

 

 

 

El templo enterrado

Editorial Edebé

Edición: Marzo 2013

 

En El templo enterrado, de nuevo el misterio, la sangre, el sensorialismo… se unen a la intriga (Saville, el detective amigo del protagonista, aporta ese punto de corte detectivesco a lo Sherlock Holmes) para que el arqueólogo  (también protagonista en otras novelas suyas: Un sudario de hiedra y Los ojos en el espejo), John Hadley, atraido por el hallazgo de las ruinas de un templo del que jamás  se ha tenido noticia alguna, nos introduzca en los abismos de los “no muertos”. Pero antes, más misterio, intriga y turbación con un asesinato, por supuesto muy extraño (rostro desgarrado y cuerpo sin sangre), ocurrido en Mountwich, cerca de Nottingham y al que seguirán otros.  Unos zigzag de la narración que, como en un vaivén creciente, van acercando poco a poco hasta el acantilado del horror que se presiente entre atractivos aspectos arqueológicos y urdidos métodos detectivescos. Aventura y miedo del bueno esta vez en territorio inglés. La historia parece responder a una máxima certera de Peter Ackroyd: “El terror es la  piedra angular de todo nuestro arte”. Máxima que Latorre no sólo parece usar como timón básico en sus historias (“artísticas”), sino que además llega a evidenciar su importancia colocándola como significativo pórtico en la novela. Un terror siempre plural en sus manifestaciones, dado que acoge tanto la sorpresa como el estremecimiento, el simple sobresalto y el agobio permanente. Un terror siempre enigmático, pero jamás increíble al asentarse en los vericuetos de lo esóterico a la vez que en los trenzados de la Historia. Y, también, al desenvolverse en unos escenarios muy verosímiles (lejos de verborreicas fantasías tan de moda) gracias a la plasticidad y sensorialismo de una prosa trabajada donde el diálogo ayuda muchísimo. Acierta Latorre en sus propuestas.

 

Ramón Acín. Divertinajes.com

 

Edición en libro digital en Edebé

La maldición de la banshee

 

José María Latorre logra conformar una historia cargada de agilidad, con una prosa muy detallista y segura, ofreciendo como resultado final la justa combinación entre reflexiones narrativas y acción ininterrumpida. Estos terrores y malos presagios personalizados en la figura de la banshee hacen parecer la muerte como un compañero contacto y la única manera de evitar esto será un llamativo y misterioso amuleto rúnico y una cruz celta. Sin duda es una gran novela para hombres y mujeres de cualquier edad amantes del misterio y de los ambientes terroríficos vívidamente creados, haciendo del total una obra precisa y muy entretenida. (Axel. Blog de Libros)

 

Música muerta y otros relatos

Valdemar. Edición en 2014

 

Música muerta y otros relatos es uno de los grandes acontecimientos del año en lo que se refiere a la literatura fantástica española, pero también, y sobre todo, a la literatura a secas (...) José María Latorre es uno de nuestros literatos mayores y Música muerta... uno de sus libros más deslumbrantes.

Carlos Losilla (Revista Turia)

 

Con el uso del tema de la muerte, Latorre nos introduce en un mundo inquietante que socava la placidez de lo rutinario y avisa de lo poco firmes que son los asideros de la vida. A la incomodidad de un tema así, de su tratamiento, y a la perplejidad que ambos conllevan, Latorre añade una mirada corrosiva sobre casi todo. Una mirada que pone en tela de juicio la sociedad misma en cualquiera de sus manifestaciones.

Ramón Acín (ramonacin.blogspot.com.es)

 

Las historias de Latorre están llenas de paisajes tenebrosos, monstruos y misterios inexplicables siempre con ambiente gótico. Es un escritor que si no sabes de él, y lees sus historias, puede pasar perfectamente por uno de los grandes maestros del cuento de Terror del siglo XIX, al estilo LeFanu o Benson. En mi opinión, uno de los grandes, pero con la desgracia que tenemos muchos, de haber nacido en el sitio equivocado, profesionalmente (...) Este autor está dotado claramente con ese don natural para contar historias. Posee una técnica narrativa genial. Es capaz de metamorfosearse con cada relato. José María Latorre es un autor consagrado y “nuestro”. Deberíais tener sus escritos entre lo mejor de vuestras bibliotecas. Pocos expertos hay en España más autorizados para hablar del Fantástico. Gocemos orgullosos.

Juan José Castillo (Crónicas literarias desde Nueva York)

 

El escritor zaragozano, maestro del género fantástico y autor de grandes clásicos ha conseguido con esta nueva entrega cautivar una vez más a los adeptos de lo fantástico. De nuevo nos encontramos al Latorre más genuino, auténtico e impredecible. A lo largo de los veinte relatos, el lector queda atrapado en un incómodo estado de incertidumbre. Los narradores de cada historia consiguen contagiar el desasosiego, la angustia y la sensación de ahogo de los personajes, que página tras página no quedarán impunes ante los vuelcos y sobresaltos ficcionales cuyo elemento común es la sorpresa. El abanico de los temas de la obra posee un tratamiento original y variado: los motivos clásicos del hombre lobo, los vampiros o los fantasmas se entremezclan con temas donde lo fantástico traspasa las fronteras de lo físico convirtiéndose en terror psicológico: las patologías psíquicas como demencias o fobias extremas no darán tregua a los personajes.

Lorena Casorrán (Web Revista Turia)

 

Con una minuciosidad por los detalles y las descripciones, Latorre nos envuelve con un teror desasosegante y siniestro, con unos finales que a veces buscan el efectismo y otras nos dejan con ganas de más. En resumen, una magnífica coleccción de relatos.

Oscar Pons (Tercera Fundación)

 

¿Dónde radica el placer que producen estos cuentos? (...) Latorre lo ha conseguido con un estilo sobrio, exacto, con una prosa excelente. El autor construye con materiales de la mejor tradición. Posee gran capacidad para crear atmósferas opresivas (...) Léase.

Antonio Garrido (Cuadernos del Sur. Diario de Córdoba)

 

En el mundo de Latorre nunca hay tregua: un conjunto de seres en conflicto con los demás y consigo mismos, siempre cercados por la muerte en unas ciudades donde la vida civilizada es precaria y que, cuando sienten el impulso de encaminarse al exterior, no se encuentran con ningún paisaje bucólico, sino con unos arrabales que preferirían no haber visto nunca.

Lluís Satoras (Babelia. El País)

 

 

 

 

 

 

 

Otra Obra Literaria

 

Ensayos

 

• Luces y sombras del cine negro. (co-autor Javier Coma). Ed. Fabregat, 1981. 3ª edición. Agotado

• El cine fantástico. Premio Gigamesh. Ed. Dirigido por, 1987. 2ª edición. Agotado.

• Los sueños de la palabra. Laertes, 1991.

• Nino Rota, la imagen de la música. Montesinos, 1989.

• La identidad del vampiro (inédito)

• La vuelta al mundo en 80 aventuras. Ed. Dirigido por..., 1995.

• Amarcord/Blade Runner. Ed. Dirigido por..., 1996. 3ª edición.

• El Padrino/Guerra y Paz. Ed. Dirigido por..., 1997.

• El Padrino II/La dolce vita. Ed. Dirigido por..., 1997.

• En la oscuridad. Breve antología crítica. Re-Bross, 1997.

• Avventura in cento film (Publicado originalmente en Italia). Le Mani, 1999.

• Creatividad. Gobierno de Aragón, 2003.

 

 

Literatura en libros colectivos

 

• Cuentos bíblicos. Montesinos.

• Nuevas aventuras de Simbad el marino. Montesinos.

• Homenaje a Giacomo Casanova. Montesinos.

• Antología Cien años de cuentos en España. Alfaguara.

• Los hijos del cierzo (Cuentos de escritores aragoneses). Prames.

• Palabras, páginas, letras. Libros Pórtico

• Viaje a la memoria (Homenaje a la Universidad de Zaragoza)

• Estrategias de la memoria: Escritores aragoneses. Diput. Aragón

• Desde aquí (Artistas aragoneses con Chiapas). Prames.

• Palabra revelada. Ministerio de Cultura.

• Invitación a la lectura. Ministerio de Cultura.

• ZaragoZ-A. Diputación Provincial Aragón.

• La maldición de la momia. Relatos de terror sobre el antiguo Egipto. Valdemar.

• Vivo o muerto. Cuentos del spaghetti western. Tropo Editores

• Relatos para el número 100. Mira Editorial

• En las ciudades. Notorius.

• Aquelarre. Editorial Salto de Página, Octubre 2010.

• La cabeza de la Gorgona y otras transformaciones terroríficas. Valdemar

• Relatos de hoy II. Ediciones Castalia/Edhasa

 

 

Ensayo en libros colectivos

 

• Diablesas y diosas. Ediciones Laertes.

• Terrores íntimos. Festival de Sitges.

• Lo esencial de Hitchcock. Imagfic. Madrid.

• Cien películas míticas. La Vanguardia.

• La narrativa: cinema y literatura. Fundación La Caixa.

• Alfred Hitchcock. Centro Cultural Campoamor. Oviedo.

• Al Oeste. Centro Cultural Campoamor. Oviedo

• La moralidad del cine. Centro Cultural Campoamor. Oviedo.

• Affari sporchi: il film giallo negli anni '80 (en Italia)

• La renovación de la leyenda: el western en los años cincuenta. Cine Club Gandaya.

• Antes del Apocalipsis: el cine de Marco Ferreri. Cátedra.

• La mirada oblicua: el cine de Robert Aldrich. Festival de Gijón.

• Richard Fleischer, entre el cielo y el infierno. Festival de Gijón.

• El cine de Aki Kaurismaki. Festival de Gijón.

• Cine español fantástico y de terror. Semana Cine Terror San Sebastián.

• Bernardo Bertolucci. Festival de San Sebastián.

• El cine fantástico de la Universal. Semana Cine Terror San Sebastián.

• Over the Rainbow. Tierra Ediciones.

• El País de Nunca Jamás. Tierra Ediciones.

• La imprenta dinámica. Literatura española en cine español. Academia de Cine Español.

• Diccionario crítico del cine norteamericano. Las películas. T&B Editores.

• Il Santo Graal. Un mito senza tempo. Ed. De Ferrari. Génova (Italia)

• Cine fantástico y de terror alemán 1913-1927. Semana Cine Terror San Sebastián.

• Realidad, ciencia y ficción. Tierra Ediciones.

• En torno a la «Nouvelle Vague». Festival de  Gijón.

• Los «Nuevos Cines» en España. Ilusiones y desencantos de los años sesenta. Festival de Gijón.

• Enciclopedia del Cinema. I Films. Enciclopedia Treccani Roma / Cineteca Bologna

• Cinema & generi 2005. Le Mani. Italia.

• Enseñar a ver, aprender a ser. Tierra Ediciones.

• Las miradas de la noche. Ocho y medio Ed.

• Los «Nuevos Cines» en Italia. Festival de Gijón.

• Abel Ferrara: adicción, acción y redención. Festival de San Sebastián.

• Europa imaginaria. Valdemar / Festival de Sitges.

• Barbet Schroeder: itinerarios y dilemas. Festival de San Sebastián.

• Vientos del Este. Los nuevos cines en los países socialistas europeos 1955/75. Festival de Gijón.

• Miradas para un nuevo milenio. Festival Alcalá de Henares

• Cine y aprendizajes. Tierra Ediciones

• Cinema & Generi 2007 (en Italia. Editoriale Le Mani)

• American Gothic (Festival de Sitges/Semana cine de terror Donostia)

• El demonio en el cine (Valdemar/Festival de Sitges)

• Henry King (Festival de San Sebastián)

• Un extraño entre nosotros: José Luis Borau (Festival de Cáceres)

• Paisajes y figuras: perplejos. El Nuevo Cine Alemán (1962/1982)

• Raoul Walsh. Libros Nosferatu. San Sebastián. Coordinador

• David Lean. Libros Nosferatu. San Sebastián

• Elegías íntimas. Libros Documenta

• Mario Monicelli. Festival San Sebastián/Filmoteca Española

• El cine de ciencia ficción. Explorando mundos, Valdemar.

• Robert Rossen y su tiempo. Libros Nosferatu.

• Richard Brooks. Festival de San Sebastián

• Edgar Allan Poe. Valdemar-Festival de Sitges.

• El «thriller» norteamericano de los años 70. Libros Nosferatu.

• Donald Siegel. Festival San Sebastián/Filmoteca Española

• François Truffaut. El deseo del cine. Libros Nosferatu

• Pesadillas en la oscuridad. El cine de terror gótico. Valdemar - Festival Sitges

• Jacques Demy. Festival San Sebastián/Filmoteca Española

• Federico Fellini. Libros Nosferatu

• Realismos contra realidad. Semana Internacional de Cine de Valladolid

• Georges Franju. Festival de San Sebastián - Filmoteca Española

• El cine musical americano. Libros Nosferatu

• Nagisa Oshima. Festival Donostia y Filmoteca Española

• Max Ophuls. Libros Nosferatu

 

(Su obra hasta 1990 ha sido analizada en el libro "Los dedos de la mano", Ramón Acín, 1991)

(Su obra ha sido analizada en el libro «José María Latorre: la aventura de escribir», de Israel Paredes Badía. 550 págs. 2003; inédito)

 

 

Guiones para televisión

 

Programa "Ficciones" (1973/74)

"El juramento" (J. W. Polidori)

"El baúl de Saratoga" (Robert Louis Stevenson)

"La muerta enamorada" (Teophile Gautier)

"El Resurreccionista" (Robert Louis Stevenson)

"La familia Vurdalak" (Alexis Tolstoi)

"Mal de ojo" (Teophile Gautier)

"El mensajero" (Robert Chambers)

"El guardián del signo amarillo" (Robert Chambers)

"El beso de un vampiro" (Alexandre Dumas)

"La condesa de Gratz" (Bram Stoker)

"La hostería El Dragón Volante" (Sheridan Le Fanu)

"El secreto de Wilhelm Storitz" (Jules Verne)

"Vinum Sabbati" (Arthur Machen)

"La renta espectral" (Henry James)

"Estirpe de la cripta" (Clark Ashton Smith)

"La sonrisa muerta" (Frances Marion Crawford)

 

El mensajero.

Dirigida por Luis María Gúell

El juramento.

Dirigida por Mercé Vilaret

Fragmentos de eternidad

Novela

Laria, 2007. Prado Picón, s/n. 33008 Oviedo. Tfno. 985 215127

 

Hay varios elementos que hacen de Fragmentos de eternidad una novela inquietante y sugestiva, pero también otros muchos que le otorgan una calidez inaudita en estos tiempos de miseria y escasez. Conmueve ese retrato femenino de la historiadora confundida con una prostituta, esa mujer seria y cabal enjaulada en un mundo de locos. Conmueve la andadura del escritor que no sabe qué escribir, también perdido en un universo desquiciado que tampoco puede reflejar. Conmueve incluso ese fanático que pretende acuchillar cuadros y boicotear iglesias, todo en nombre de un ideal ambiguo, producto de un entorno que lo sobrepasa. Y conmueve, sobre todo, el arte del propio Latorre, la libertad con que se ha enfrentado a un material como éste, la ausencia de prejuicios con que aborda la insensibilidad contemporánea a partir de una sensibilidad exacerbada, su independencia creativa y el hecho de que Fragmentos de eternidad sea, por todo ello, una novela inolvidable que se lee como un relato de misterio y se digiere como un tratado de filosofía.

 

Carlos Losilla. Revista Turia. Noviembre 2007

 

 

 

 

Después de muertos

Novela (adulto-juvenil)

Bruño, 2007

Próxima edición en libro digital

 

Tras la muerte de sus padres, John se traslada de Inglaterra a Haití, donde reside su tío Philip, encargado de su custodia. Su vida en este nuevo país va a estar marcada por el signo de lo misterioso, de lo incomprensible, de lo macabro... Pero nada de esto podía suponer John cuando emprendió el viaje rumbo a Haití, un lugar donde, entre otros horrores, vería caminar a los muertos. Una historia de miedos y soledad.

 

José María Latorre consigue elaborar una obra trepidante, muy bien escrita y resuelta con elegancia, que quedará en la memoria de los lectores. Una espléndida propuesta.

 

Rubén Castillo, Blogspot Mis Libros.